Como decían en la famosa serie de televisión Big Bang Theory, “todo empezó con un bang.” Hace aproximadamente 13.800 millones de años sucedió el Big Bang. La Gran Explosión que fue el punto inicial en el que se formó la materia, el espacio y el tiempo. A día de hoy, esa explosión continúa resonando en el universo. El origen de todo, comenzó como un conjunto de ondas expandiéndose en el espacio-tiempo. 

Desde entonces las ondas de sonido nos envuelven cada minuto de nuestras vidas. Todo lo que somos, vemos, percibimos; emite y recibe ondas. Todos los materiales están formados por partículas que oscilan y poseen una frecuencia de vibración propia. Fue Galileo Galilei el primero en estudiar la vibración de todos los cuerpos y a su vez las ondas que emiten. Fue testigo de los resultados más notorios de este estudio colocando arena, polvo de hierro y virutas de metal en una placa. 

Con este experimento se dio cuenta de cómo se formaban patrones y figuras en aquellos lugares donde se agrupaban esas sustancias, todo gracias a las ondas sonoras. Estas figuras se nombraron más tarde gracias a Ernst Chladni, un físico alemán del siglo XIX que investigo este fenómeno más a fondo. Por ello fueron bautizadas como Figuras Chladni

Además, estas figuras no solo se pueden observar en dichos experimentos, en el artículo sobre El sonido del mundo animal explicamos que también en el medio natural están presente. Desde las formas geométricas en el caparazón de una tortuga o las manchas equidistantes de un guepardo. 

Los estudios de estas grandes mentes de la historia solo fue el principio. Un siglo después fue el momento de Hans Jenny, investigador que le puso nombre a un fenómeno que, hasta día de hoy, sorprende a todos los que lo ven por primera vez.

Hablamos de la Cimática, del griego kyma, κῦμα, “ola”, una sección de los fenómenos modales vibratorios. Este fenómeno forma parte del campo de la ciencia es el estudio de los fenómenos modales, retitulado cimática por el doctor Jenny en el año 1968. Este médico suizo fue pionero en este campo, que se fundó para describir los efectos periódicos que el sonido y la vibración tienen sobre la materia.

Y entonces la cimática evoluciono

Las investigaciones en este campo pudieron demostrar por primera vez los efectos y las alteraciones que producen las ondas de sonido en su entorno. Más en concreto en la capacidad de las ondas para modificar la materia que le rodea. 

 En la actualidad, este fenómeno lo ilustran artistas de todos los ámbitos. Desde el arte, hasta la muisca. Las formas visibles que pueden hacer las ondas sonoras es algo que ha inspirado a más de una mente alrededor del mundo. 

Entre ellas, la del compositor neozelandés Nigel Stanford, mejor conocido por su banda sonora para la película TimeScapes dirigida por Tom Lowe. Así como por sus videos musicales Automática y el que veremos a continuación Cymatics. En el video se puede apreciar el fenómeno de forma excepcional, en diferentes materias y con diferentes instrumentos. Mostrándolo a través de un ensamble que juega con soluciones de ferrofluido, arcos eléctricos y campos magnéticos.

 

Otro lugar donde podemos ver esto es en esas escenas tan emblemáticas del cine, donde una cantante de ópera rompe un vaso con su voz. Esto es posible hacerlo gracias a la resonancia de las ondas de la voz.

A pesar de ser algo complejo y que no pasa tan a menudo como en la gran pantalla, es posible si se logra una nota igual a la frecuencia de vibración natural del cristal. Para poder reconocerla es tan simple como pasar el dedo por el borde húmedo. El sonido tan característico es la frecuencia vibratoria.

Además, se tienen que cumplir otros factores importantes como que debe ser un sonido constante, alto y periódico. Agregando que el material de la copa también cuenta, ya que debe ser como el cristal de óxido de plomo, que tiene poca elasticidad y es un buen trasmisor de vibraciones. Cumplidos todas estas directrices, se consigue estas increíbles imágenes.

 

Las ondas a nuestro servicio

Como se ve, la resonancia y la cimática esta más presente en nuestra vida de lo que se podría pensar. Y es solo el principio. La resonancia también se usa para la sanación. La vibración es una herramienta para el beneficio integral a través de los cuencos Tibetanos.

Mediante la Cimática podemos hacer resonar todas las células de nuestro cuerpo, pero solo aquellas que no estén en armonía vibratoria con el resto del cuerpo serán las que se modificarán hasta conseguir esa sincronía deseada. 

Cada vez más profesionales de la materia utilizan este método, por diferentes razones, entre ellas que es completamente natural. Para llevar a cabo estas terapias se utilizan herramientas como el cuenco Tibetano, más tradicional o el Cymascope, una máquina que genera las frecuencias necesarias para alterar el campo electromagnético generado por las células de nuestro cuerpo a través de las ondas. 

Articulo relacionado: El cuenco Tibetano muestra beneficios en pacientes con cáncer 

 

Desde la creación hasta la sanación

En definitiva, la Cimática y la resonancia no sólo están presentes en todo momento donde vayamos. Además, usándolas a nuestro favor pueden sanar y regularizar nuestros procesos cognitivos, emocionales, corporales y espirituales.

Cada día personas de todas partes del mundo buscan una forma saludable de mejorar su bienestar integral. El sonido y su poder curativo tiene la capacidad de transformar tu vida en todos los aspectos. Sin efectos secundarios ni peligrosos añadidos. Con este conocimiento Aural Zone ha creado audios originales que puedes conseguir y usar desde cualquier parte del mundo. No olvides descubrir las novedades y ofertas desde nuestra tienda online.

Referencia

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0257897216309264 Hristova-Vasileva, Bineva, Todorov, et al. 2019 DOI: https://doi.org/10.1016/j.surfcoat.2016.09.042

Alineación de conocimientos

Seguramente has escuchado hablar alguna vez de la alineación de chakras o la expresión repetir algo como un mantra. Hemos integrado prácticas milenarias en nuestro vocabulario. Aun siendo parte de nuestra vida en forma de palabras, pocas personas saben a qué se...

El número mágico es 432

La música es parte de la expresión humana. Desde hace miles años tocar instrumentos y cantar ha sido una actividad para conectar entre nosotros. Siempre ha sido una expresión cultural, un arte en el que plasmamos todo lo que somos y sentimos.  La creación y consumo de...

Lo infinito del agua

El agua es más de la mitad de nuestra existencia. Es bien sabido que no solo nosotros, sino también el planeta tierra está compuesto por más del setenta por ciento de agua. Sabiendo esto es lógico que el agua sea un tema importante en nuestras vidas. Por ello, muchos...

La Cimática también empezó con un Bang

Como decían en la famosa serie de televisión Big Bang Theory, “todo empezó con un bang.” Hace aproximadamente 13.800 millones de años sucedió el Big Bang. La Gran Explosión que fue el punto inicial en el que se formó la materia, el espacio y el tiempo. A día de hoy,...
1
Innovación en Terapia del Sonido
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?